IFeelCook

Carrot Cake

carrot cake

Si lo llego a saber, ay, si lo llego a saber no pospongo tanto tiempo hacer un carrot cake. ¡¡Está de muerrrrrrte!! Ya imagino que es un rollo leer en cada receta que tal o cual cosa está muy bueno… ¡pero es que lo está! (Por otra parte, piensa que sería peor publicar una receta que no estuviera buena…). Este carrot cake, como las perrunillas que hice el mismo finde, de verdad que quedaron súper buenos.

Es mi primer bizcocho de zanahoria y es muy fácil y rápido de preparar así que mi recomendación es que lo hagas en un molde pequeño o que te comas un trocito y regales el resto. Yo no hice lo primero porque usé un molde de 20 cm como éste pero hice lo segundo porque si no ya sabía yo lo que iba a pasar, ejem.

Qué lástima haberlo pospuesto tantas veces por hacer otras cosas, con la de veces que lo había visto estos años en blogs, revistas, libros… La receta que he usado es la del libro British Baking, del que también hice hace un par de Navidades estos mince pies.

Ya sé que apenas se aprecia en la foto pero aprovecho para presumir del bonito cake stand azul de madera que me hicieron a mano los Reyes hace un par de años ^_^

 

bizcocho de zanahoria

RECETA DE CARROT CAKE

Receta del libro British Baking.

Ingredientes para el bizcocho

  • 225 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 g de harina bizcochona (con levadura incorporada)
  • 225 g de azúcar moreno
  • 4 huevos
  • 225 g de zanahorias peladas y ralladas
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de levadura Royal
  • 1 pizca de sal
  • 100 g de nueces troceadas
  • 50 g de pasas sultanas

Ingredientes para el frosting de crema de queso

  • 100 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 500 g de icing sugar
  • 1 cucharadita de miel
  • 200 g de queso crema (tipo Philadelphia)

Elaboración

Precalentar el horno a 170º y engrasar con mantequilla el molde que vayamos a utilizar.

En un bol, batimos la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa (yo lo hice con la KitchenAid pero también se puede hacer con unas varillas eléctricas). Vamos añadiendo los huevos de uno en uno, esperando a que estén bien integrados en la mezcla antes de incorporar el siguiente.

En otro bol, tamizamos la harina, la levadura, la sal y la canela. Incorporamos este bol al bol de la mantequilla en dos veces, mezclando bien cada vez hasta que esté bien integrado.

Echamos las zanahorias (peladas y ralladas), las nueces y las pasas. Mezclamos para que se integre todo bien.

Pasamos la masa al molde (previamente engrasado) y horneamos el bizcocho a 170º durante 50-55 minutos, calor arriba y abajo.

Una vez horneado, lo sacamos del horno y lo dejamos en el molde durante 10 minutos. Pasamos un cuchillo por el borde del molde para acabar de despegar el bizcocho y desmoldamos. Dejamos que se enfríe totalmente en una rejilla.

Para preparar el frosting de queso

Tamizamos el icing sugar.

En un bol, batimos la mantequilla hasta que esté suave y cremosa. Echamos el queso crema y batimos a velocidad alta durante un minuto.

Echamos un tercio del icing sugar y mezclamos bien a velocidad baja. Añadimos el resto del azúcar y batimos bien. Al final, echamos la cucharadita de miel, mezclamos hasta tener una mezcla cremosa y la refrigeramos hasta que se enfríe. Yo la tuve en un bol tapada con papel film toda la noche. No se endurece así que al día siguiente sólo hay que sacarlo de la nevera y untar la superficie del carrot cake.

Perrunillas extremeñas

perrunillas extremeñas

La Navidad se acerca y ésta es la receta navideña que inaugura el blog este año ;) ¡Perrunillas para mi madre! Si leíste este post en su día, sabrás que mi madre es extremeña y que hace un par de años le hice (mis primeras) floretas por Navidad ^_^ Mucho antes, ya le había hecho perrunillas. Por aquel entonces no tenía blog y colgué esta foto en mi cuenta de Flickr. Ella me dijo que estaban buenas (y no, no es amor de madre, que mi madre si algo no le gusta te lo suelta sin problemas) pero es verdad que el aspecto no era demasiado bueno. Así que este año se las he querido volver a hacer.

 

¡Han quedado BUENÍSIMAS! De verdad que no es por decir. Así como las primeras no tenían demasiado buen aspecto y estaban un poco durillas, éstas se deshacían en la boca, con un aspecto súper parecido a las que he comido taaantas veces en mis vacaciones en el pueblo. (más…)

Galletas veganas e integrales de avena

galletas integrales

Otras galletas veganas a la lista. Galletas sin huevo, leche ni mantequilla. Después de las cookies de chocolate y de estas galletas de calabaza, he hecho unas cuantas galletas de avena siguiendo la receta del libro de galletas de Alma. A diferencia de las anteriores, estas galletas están hechas 100% con harina integral. No son las galletas más fotogénicas del mundo, no, pero están muy buenas.

Ya había hecho antes otras recetas de los libros de Alma como estos cupcakes de rosas, éstos de chocolate o estas cookies veganas.

Hubiera hecho estas galletas sin azúcar pero no pude porque la tagatosa que guardé después de hacer estos cupcakes sin azúcar estaba en mal estado. Moraleja: aunque no estaba caducada, tendría que haberla guardado mejor porque se quedó inservible, dura como una piedra.

 

Desde hace unos meses, siempre tengo copos de avena en casa porque la como a diario para desayunar o merendar con un yogur. Para esta receta, he comprado además leche (bebida, mejor dicho) de avena y está bastante buena. Creo que me gusta más que la de soja. Estos días estoy probando también la de almendra y la de arroz ^_^

Si después de hacer estas galletas te sobran arándanos, puedes aprovecharlos para hacer pan de molde y prepararte unos biscotes caseros como éstos ;) (más…)

Tiendas online donde comprar lanas

Como comentaba aquí, no va conmigo eso de ir de tienda en tienda buscando las lanas que necesito para cada proyecto. No entiendo a esas personas que tienen reparos en comprar online. Si por mí fuera, lo compraría casi todo por Internet. ¡Amazon y PayPal me deberían enviar un jamón por Navidad!

Sin duda, prefiero hacer clic y elegir las lanas que necesito a coger el tren y el metro hasta llegar a la tienda molona de turno a comprar un ovillo (que, en el mejor de los casos, tendrán en el color y la cantidad que necesito, ejem). Si tienes uno de esos días en los que te sientes urbanita y guay, te puedes quedar después del trabajo e ir a hacer este tipo de recados sabiendo que ese día llegarás a casa a las mil. Pero si, como la mayoría, después del trabajo tienes que hacer alguna de esas tareas mundanas no instagrameables, no siempre que quieres puedes invertir la tarde buscando unos ovillos de lana. Y en esos casos está bien saber que existen sitios como éstos donde puedes comprar lanas online ;)

WOOL WAREHOUSE

Wool Warehouse

Es una tienda online inglesa en la que puedes encontrar todas estas marcas. Yo compré un par de ovillos no hace mucho, me los enviaron en 3 días y me llegaron a casa en una semana más o menos. Los costes de envío fueron de 3,99 pounds y los ovillos venían bien empaquetados y dentro de una bolsita con cierre que me ha venido la mar de bien para guardar la labor. (más…)

Dónde comprar lanas Lion Brand

Lanas Lion Brand

No sé hacer más ganchillo que el necesario para hacer algunos proyectos básicos pero por ahora me basta. Hacer correctamente algún amigurumi chulo para regalar a la gente que quiero o tejerme algún día una colcha granny square es a todo lo que aspiro, crocheteramente hablando.

Vivo muy cerca de Barcelona así que tengo al alcance muchas tiendas modernas y mercerías de toda la vida que venden lanas y material a tutiplén. El problema viene en que muchas veces no sé qué lana elegir y, aunque parezca una simpleza, a veces se me hace tan pesada la elección de las lanas que acabo dejando el proyecto antes siquiera de empezar. La gente a la que leo compra lanas chachipirulis y saben, o eso parece, un montón sobre fibras y materiales. No es mi caso. Y lo de “ve a la mercería y pregunta”, “toca las lanas y elige la que más te guste”, etc., no me acaba de funcionar. Así que, al final, en la medida de lo posible siempre intento usar la lana que recomienda el patrón. Así me ahorro quebraderos de cabeza sobre el tamaño final, sobre si habré elegido la fibra correcta, etc,.

La cuestión es que llevo tiempo soñando con la famosa “Vanna’s Choice” de Lion Brand. No sé si hay alguna blogger americana que no teja con esta lana… dios mío, ¡está por todas partes! Leas el patrón que leas, ahí está esta lana recordándote que tú no la tienes (fácilmente) al alcance y que, si quieres comprarla online por la web de Lion Brand, te van a clavar un dineral en gastos de envío (y no sé si también en la aduana). (más…)

Donuts de calabaza

Pumpkin Doughnuts

Hace unos días, aprovechando que había hecho puré para hacer estas galletas veganas de calabaza, hice también estos donuts de calabaza siguiendo la receta de este blog.

Éstos son unos donuts abizcochados, no fritos, que se hacen con un molde como éste y en el horno. Todo ese aceite que nos ahorramos y, además, tampoco llevan glaseado de ningún tipo más que un poco de canela y azúcar moreno. Huelga decir que nada de esto los hace bajos en calorías y que hay que comerlos de higos a brevas y con moderación. Yo, como ya me conozco demasiado, me comí un par y regalé el resto ^^

Puedes ver otros donuts abizcochados aquí o la receta de donuts fritos (normales y de chocolate) aquí. Si quieres ver otras recetas con calabaza para este otoño, lee aquí.

 
(más…)

Zumos verdes (Green Smoothies)

zumos verdes

El invierno pasado empecé a hacerme zumos de frutas para desayunar. Zumos como éste. Cada mañana, a horas intempestivas, metía en la licuadora un kiwi, una manzana, una pera, un plátano… que ya había dejado pelados y cortados en un tupper y en la nevera la noche anterior.

Los dejé de hacer cuando llegó el verano porque ya no me apetecían tanto por las mañanas y pensé que lo retomaría en septiembre haciendo algunos cambios. El primer cambio ha sido sustituir la licuadora por el blender (la batidora de vaso) para no perder la fibra de la fruta. Y el segundo, incorporar a la fruta algunas verduras y semillas para hacer estos zumos aún más sanos. Y eso que yo pensaba que era una cosa que se me había ocurrido de forma natural resulta que es lo más in del momento. ¡Medio mundo bebe zumos verdes! Seguro que, sin darme ni cuenta, los vi de pasada en algún blog/revista/foto o vete tú a saber y quedaron en algún rinconcito de mi cabeza. En fin, que yo también bebo zumos de colores ;)

Estos zumos son muy sanos y me ayudan a cubrir las 5 raciones de frutas y verduras diarias. En ayunas, me tomo un vaso de agua tibia con medio limón exprimido y después uno de estos zumos antes de salir de casa. ¡Y hasta me he apuntado al 30-Day Green Smoothie Challenge! Siempre va bien un poco de motivación y nuevas recetas, ¿no? :) (más…)

Cómo comprar en iHerb

Acure

Hace un par de meses hice mi primera compra en iHerb. iHerb es una web norteamericana que vende productos orgánicos y ecológicos a muy buen precio. Envían a más de 150 países, disponen de muchísimas marcas y los precios son imbatibles.

Desde hace años utilizo productos naturales y eco para el cuerpo (body milk, crema facial hidratante, exfoliante, limpiadora, crema de manos…) y desde hace unas semanas los he empezado a utilizar también para la ducha y el cabello. He comprado en iHerb un par de marcas de champús y acondicionadores para ver qué tal me van y algún otro producto que quiero probar.

Ya he usado el champú y acondicionador de Acure Organics y la verdad es que me han ido muy bien. Ahora estoy usando los de Aubrey Organics (champú y acondicionador). Estos productos son veganos, sin gluten, con ingredientes de comercio justo, libres de parabenos y sulfatos, sin fragancias artificiales, cruelty free y 100% biodegradables. Vamos, que no se puede pedir más. Eso sí, si nunca te has lavado con este tipo de champús notarás que apenas hacen espuma. Es una de las primeras cosas a las que hay que empezar a acostumbrarse. El pelo queda limpio igual aunque no tengamos la cabeza rebosante de espuma.

En este pedido no he comprado gel de baño porque aún me quedaba uno de los botes de esta crema de ducha Weleda que compré en verano. Si quieres probar algún gel, a mí éste de Weleda me gustó bastante (lo puedes comprar aquí). Este verano aproveché también para probar el jabón de lavanda de Dr. Brooner’s y también me fue muy bien. (más…)