IFeelCook

Mulled Wine Cupcakes

mulled wine cupcakes

Aprovechando que había hecho mulled wine, hice unos cuantos cupcakes de mulled wine con una receta del libro Cupcakes, de Peggy Porschen.

Estos cupcakes quedan la mar de buenos, blanditos y con un ligero sabor a vino tinto y a canela. El buttercream es de queso y naranja (también se le puede añadir unas gotitas de cointreau pero éstos son alcohol free).

Con la “excusa” de hacer recetas de Navidad para el blog me estoy dando un hartón de comer cosas navideñas que no lo quiero ni pensar :S ¡Y no hemos llegado aún ni a la semana de Navidad!

cupcakes de vino

¿Te suena este renete? Está un poco atrotinado pero me lo llevé el año pasado de este cupcake de Navidad de Primrose Bakery ^_^

RECETA DE MULLED WINE CUPCAKES

Receta adaptada del libro Cupcakes, de Peggy Porschen. Con estas cantidades salen unos 6-8 cupcakes.

Ingredientes para el bizcocho

  • 112 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 112 g de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • La piel rallada de una naranja
  • 120 g de harina bizcochona (con levadura incorporada)
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de canela
  • 2 cucharadas de mulled wine (si no tienes, le puedes echar vino tinto)
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  • (Yo no se lo eché pero la receta original también incorpora 1/4 de cucharadita de clavo molido)

Ingredientes para el buttercream

  • 125 g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 312 g de azúcar glas tamizada (yo usé icing sugar, como para las galletas decoradas)
  • La ralladura de dos naranjas

Elaboración

Ponemos en un bol la mantequilla, el azúcar, la sal y la piel de naranja y batimos a velocidad media (yo lo hice con la Kitchen Aid pero igual se puede hacer con unas varillas eléctricas) hasta que quede una masa cremosa y suave.

En otro bol, tamizamos la harina y las especias.

Vamos incorporando los huevos a la masa de la mantequilla, muy poco a poco y batiendo rápido para que se integre bien en la masa. Si la masa empieza a separarse, podemos echar un par de cucharadas del bol de la harina y seguir batiendo.

Una vez hemos incorporado los huevos, echamos el mulled wine (o vino tinto en su defecto). Añadimos la harina y especias y batimos sólo lo necesario para que se integre.

Pasamos la masa (yo lo hago con una cuchara de helado) a las cápsulas (yo uso las de House of Marie) que ya tendremos puestas en el molde para cupcakes y lo metemos en el horno, previamente precalentado, durante 15-20 minutos a 180º.

Cuando al introducir una brocheta en el centro del cupcake ésta salga limpia, ya podemos sacar los cupcakes del horno y dejarlos enfriar. En este punto, la receta original dice que hay que poner un sirope de mulled wine sobre los cupcakes aún tibios pero yo no lo hice. Los saqué directamente del molde y los dejé enfriar sobre una rejilla. Además, creo que mis cupcakes ya estaban bien servidos de mulled wine porque se me fue un pelín la mano y donde decía “2 cucharadas de mulled wine” yo le puse por lo menos el doble ;P

Una vez fríos, agujereamos el centro del cupcake (después de un par de años, ¡¡por fin pude darle uso por primera vez a mi descorazonador de cupcakes!!) y lo rellenamos con una mermelada de moras buena. Recuerda no comerte el centro que saques con el descorazonador porque hay que volver a tapar el agujerito.

Yo utilicé la de moras de La Vieja Fábrica porque es una marca que consumo habitualmente, la tenía a mano en casa y me gusta bastante pero cualquiera mermelada que te guste de mora o frambuesa servirá. El año pasado, con la intención de hacer otros cupcakes de Peggy Porschen, compré esta mermelada buenísima de fresa y champagne pero… no llegó ni a los cupcakes :S así que este año he usado la mermelada “normal” que tenía a mano y listos ;)

Para hacer el buttercream, pon el queso crema en un bol y bate hasta que quede cremoso.

En otro bol, pon la mantequilla, la piel de naranja y un tercio del azúcar y bate hasta que esté suave. Añade otro tercio del azúcar y sigue batiendo. Añade el último tercio. Bate y ve bajando con una espátula los restos que queden en las paredes del bol.

Incorpora el queso crema que has batido al principio y bátelo a velocidad baja hasta que todo esté bien integrado.

Tápalo con papel film y mete el buttercream en la nevera para que esté más firme (y evitar que se desparrame) antes de decorar los cupcakes. Yo lo dejé toda la noche y los decoré al día siguiente. Conviene sacarlo de la nevera con un poquito de antelación para que sea más fácil de manejar con la manga pastelera. Estos cupcakes están decorados con una boquilla redonda grande.

Mulled wine (vino especiado)

mulled wine

¿Lo has probado alguna vez? El mulled wine es un vino especiado que se toma calentito en Navidad en el Reino Unido. En Alemania y Austria se llama gluhwein, vin chaud en Francia, glogg en los países nórdicos y de distintas formas  en los países del este (puedes ver los nombres y cómo se hace este vino en cada país aquí). Yo lo probé por primera vez las Navidades pasadas en Londres, mientras paseábamos muertitos de frío por Winter Wonderland en Hyde Park. Nos quedamos parados un buen rato con este vino entre las manos viendo cómo algunos jugaban en una atracción de curling gigante :D

Yo no bebo nunca y sólo me salto mi abstemia para brindar en Navidad o en bodas, bautizos y comuniones así que pedimos un vaso para compartir. Estaba rico y cumplía perfectamente su función de reconfortar y calentar el estómago. (más…)

Comer en Berlín

Interrumpo un momentillo las recetas navideñas para publicar, por fin, este post sobre sitios buenos donde comer en Berlín. Ya imagino que nadie estaba esperándolo desde que lo anuncié aquí hace más de un año pero no quería terminar otro año sin completar la trilogía de posts sobre Berlín ^^ así que aquí está. Si alguien se va a pasar unos días de Navidad a Berlín, espero que les sirvan para preparar su viaje y comer cosas ricas.

A mí uno de los blogs que más me sirvió a la hora de encontrar buenos sitios para comer en Berlín fue Foodie in Berlin. Cuando lo descubrí, Suzan vivía en Berlín y escribía sobre sitios a los que había ido a comer. Leí muchos de sus posts para preparar el viaje y, a la vuelta de mis vacaciones, vi que Suzan se había trasladado con su familia a Sitges y había pasado a ser Foodie in Barcelona. Es un blog muy recomendable para descubrir los bares más cool de Barcelona, restaurantes imprescindibles, el último local que se ha puesto de moda, etc,.

 

Si vas a Berlín y quieres hacer ruta de cupcakes y chocolates, lee este post. Y para ver algunas tiendas chulaslee éste otro.

ZEIT FÜR BROT

Zeit für brot

Muy cerca de la parada Rosa Luxembourg y de algunas de las tiendas de este post, está esta panadería donde comprar buen pan o tomar el desayuno de los campeones. Además, desde la mesa puedes ver el obrador y cómo preparan las masas. El mostrador está lleno de largas bandejas estrechas llenas de bollitos (tipo rollitos) de canela, de chocolate y de no sé cuántas cosas más. Era un no parar de sacar bandejas vacías por bandejas llenas de bollos recién hechos. No me pude resistir a uno.

THE BARN

The Barn

Creo que debe ser uno de los sitios más cool donde tomar un café en Berlín. Muchas especialidades de café, que también tienen a la venta. Verlos prepararte un café, de manera tan ceremoniosa, es toda una delicia. Además, venden algunos dulces y bocadillitos para acompañar con bebidas frías y caseras.

Pan en Berlín

Los ordenadores no están permitidos y los niños, aunque no está prohibida su entrada, creo recordar que los carritos no eran especialmente bienvenidos.

ANNA BLUME

Cena en Anna Blume

Uno de los mejores sitios donde comimos en Berlín. Situado en Prenzlauer Berg, fuimos un par de veces y la comida era buenísima y abundante, muy bien de precio, terraza encantadora con velitas y adornos florales en las mesas y mantitas para protegerse del fresquete de finales de agosto. Ofrecen menús, brunch, porciones de tarta con muy buena pinta…

Anna Blume es un restaurante-floristería así que una parte del local es una floristería en la que preparan los centros florales que adornas las mesas de la terraza.

Anna Blume

De paseo por Prenzlauer Berg, también te puedes pasar a comer un cupcake en Vanilla. Este barrio es de los que más me gustó de la ciudad.

SGAMINEGG

Sgaminegg

Camino de Siebert, fui a desayunar a Sgaminegg. Pedazo de desayuno, ¿eh? ;) Prenzlauer Berg, slow food, comida orgánica, productos locales, servicio amable y buena comida.

SIEBERT

Siebert

Es la panadería más antigua de Berlín. En Siebert compré un Mischbrot (es un pan buenísimo, con miga densa, que se mantuvo bien los tres días que duró) y, de paso, me compré también un pfankuchen, una especie de berlina rellena de mermelada.

Además de pan y bollitos, compré masa madre para mis panes. Eso sí, conseguirla fue una odisea porque yo no hablo alemán y la dependienta no hablaba inglés :S Por si vas a comprar masa madre, apúntate en un papelito “sauerteig”. Es friqui pero da buen resultado ;) Esta masa madre hay que refrescarla con harina de centeno integral.

MARKTHALLE NEUN

Marktalle Neun

Este mercado se hace los viernes y sábados en el barrio de Kreuzberg. Se puede comer spaetzle, carne asada en barbacoa en Big Stuff, tacos, comida tailandesa, pescado… pero también panes, dulces, crêpes y tartas.

Camino del metro, te toparás con un Bio Company, una tienda de productos ecológicos. En la entrada venden panes de Markisches Landbrot, por si no has comprado aún suficientes panes durante el viaje ;)

BROT AND BUTTER

Brot & Butter

Fue al primer sitio al que fuimos a comer nada más llegar a Berlín. ¡Qué pan tan bueno! Además de comprar pan y otros productos de la tienda, puedes ver el obrador desde el que hacen el pan y comer en la terraza (o dentro del local) un menú a buen precio. Nosotros pasamos del menú y comimos un bocadillo (no recuerdo el nombre) con un queso fundido que estaba de muerte lenta.

Si comes en la terraza, prepárate para estar rodeado de avispas. Es muy molesto y vas a tener que estar apartándolas del plato continuamente. Pasa en todas las terrazas y no es extraño ver a alguna dentro de los mostradores posándose sobre la comida.

WITTY’S 

Witty's

Éste fue mi primer currywurst. Witty’s es un puesto de salchichas bio que está delante de Kadewe. Utilizan carne y vegetales locales y sólo sirven comida orgánica. A mí no me gustan demasiado las salchichas y no las como prácticamente nunca pero claro, yendo a Berlín, tenía que probar un currywurst ;) Sólo probamos éstos y los de Konnopke’s Imbiss porque leí que eran los mejores de la ciudad… pero yo me quedo con los de Witty’s (son un poquito más caros pero creo que vale la pena probarlos).

KONNOPKE’S IMBISS

konnopke's imbiss

Las guías dicen que en este establecimiento en plena calle, situado bajo un puente por el que pasa el metro, hace los mejores currywursts de Berlín. Y bien podría ser a juzgar por la cantidad de gente que había comiendo allí o pidiéndolos para llevar.

KADEWE

Son unos grandes almacenes, a lo Harrods o Galeries Lafayette. Seguro que hay un montón de ropa, perfumes y muchas cosas caras pero a mí de este tipo de sitios lo que más me interesa son sus food hall ;) Entro flechada a la búsqueda de la planta de alimentación y allá voy a deleitarme viendo y comprando (lo que se puede porque todo es caretis) algunos de sus productos gourmet.

En las Galeries Lafayette (al lado de Ritter Sport) compré chocolates, mis primeros cannelés, biscuits roses de Reims (aquí no los puedo encontrar y aprovecho para comprar unas cuantas cajas siempre que voy fuera) y otras cosas buenas.

kadewe

También vale la pena darse una vuelta por las plantas de alimentación de los centros comerciales Alexa y Galerías Kauhoff.

CAFÉ EINSTEIN

apfelstrudel

Buscando dónde tomar el mejor apfelstrudel de Berlín, encontré varios sitios que recomendaban este lugar. Menos mal que fui… ¡estaba buenísimo! Con esa crema de vainilla tibia acompañándolo, mmmm. Valió la pena cada céntimo que pagué por este trozo de tarta.

WONDERPOTS

wonderpots

Después de visitar el Pergamon Museum y camino de Unter den Linden, nos paramos en este local tan chulo a comer un frozen yogurt. Estaba buenísimo. En su web dicen que la leche y yogures que utilizan son 100% orgánicos y provienen de una granja lechera de Brandenburgo. Te puedes ir perfectamente de Berlín sin haber pasado por este local pero, si pasas por delante de uno y quieres descansar un rato, es un buen sitio y el yogur está muy bueno.

Por supuesto que comer cupcakes e ir de tiendas no es lo único que hicimos pero, al fin y al cabo, éste no es un blog de arte… Está claro que si vas a Berlín por primera vez no puedes dejar de visitar el Pergamon Museum, el Hamburguer Bahnoff, el museo Bauhaus, la Puerta de Brandenburgo, el Reichstag, Unter der Linden, el Tiergarten…

(más…)

Galletas de Navidad III: Deer Cookies

cervatillo

Unos cervatillos con bufanda para seguir esta serie de galletas de Navidad :) Posiblemente haya galletas parecidas en más sitios pero yo la idea de las bufandas la vi en este libro.

He utilizado este cortador de cervatillo y, como las anteriores galletas, están hechas con esta receta y un buen chorreón de vainilla en pasta. En las fotos apenas se aprecia pero las galletas están llenas de pintitas negras de vainilla ^^ Están decoradas con glasa y colorantes Americolor.

Los arbolitos son masa de galleta de color verde cortada con un mini cortador. Puedes ver más galletas de masa coloreada aquí. (más…)

Galletas de Navidad II: Christmas Light Cookies

christmas lights

Unas pocas galletas de Navidad más :) Sí, he puesto el título del post mitad en castellano, mitad en inglés (aquí ahora me iría bien el emoticono ése del monito tapándose los ojos). Cada vez que he buscado algo sobre estas galletas lo he buscado por el término inglés y en el momento de titular “Luces de Navidad de galleta” me ha sonado fatal… así que tan panchamente las he llamado como mejorar sonaban a mis oídos ;)

Las galletas de Navidad son, sin duda, mis preferidas y este año me voy a dar un buen hartón (de hacerlas, regalarlas, comerlas…). La Navidad pasada apenas me dio tiempo y sólo pude hacer estas galletas que publiqué en Instagram. Pero este año me voy a resarcir bien y voy a estar unas cuantas semanas publicando cositas de Navidad. Avisados estáis. (más…)

Galletas de Navidad I: masa de galletas coloreada

Gingerbread Cookies

Sí, “galletas de Navidad I” porque va a haber una serie de posts sobre este asunto galletero ^_^ El primero es éste, mi primera masa de galletas coloreada. Estas galletas están hechas con la receta (¡en video!) de galletas de mantequilla que utilizo normalmente para decorar pero, esta vez, teñida con unas gotas de colorante alimentario. Yo usé Leaf Green y Chocolate Brown de Americolor.

Las había querido hacer antes porque me parecían tan simples como vistosas pero entre pitos y flautas lo fui dejando hasta el fin de semana pasado, que me di un buen hartón de hacer galletucas navideñas. (Bueno, y este finde he tenido otra sesión intensa, mira).

Estos mini cortadores los compré las Navidades pasadas en Londres (ayyyy, qué ganas de volver!!!), en Divertimenti. En esa tienda compré también el cortador de cerdito con el que hice estas galletas :)

 
(más…)

Carrot Cake

carrot cake

Si lo llego a saber, ay, si lo llego a saber no pospongo tanto tiempo hacer un carrot cake. ¡¡Está de muerrrrrrte!! Ya imagino que es un rollo leer en cada receta que tal o cual cosa está muy bueno… ¡pero es que lo está! (Por otra parte, piensa que sería peor publicar una receta que no estuviera buena…). Este carrot cake, como las perrunillas que hice el mismo finde, de verdad que quedaron súper buenos.

Es mi primer bizcocho de zanahoria y es muy fácil y rápido de preparar así que mi recomendación es que lo hagas en un molde pequeño o que te comas un trocito y regales el resto. Yo no hice lo primero porque usé un molde de 20 cm como éste pero hice lo segundo porque si no ya sabía yo lo que iba a pasar, ejem.

Qué lástima haberlo pospuesto tantas veces por hacer otras cosas, con la de veces que lo había visto estos años en blogs, revistas, libros… La receta que he usado es la del libro British Baking, del que también hice hace un par de Navidades estos mince pies.

Ya sé que apenas se aprecia en la foto pero aprovecho para presumir del bonito cake stand azul de madera que me hicieron a mano los Reyes hace un par de años ^_^

 
(más…)

Perrunillas extremeñas

perrunillas extremeñas

La Navidad se acerca y ésta es la receta navideña que inaugura el blog este año ;) ¡Perrunillas para mi madre! Si leíste este post en su día, sabrás que mi madre es extremeña y que hace un par de años le hice (mis primeras) floretas por Navidad ^_^ Mucho antes, ya le había hecho perrunillas. Por aquel entonces no tenía blog y colgué esta foto en mi cuenta de Flickr. Ella me dijo que estaban buenas (y no, no es amor de madre, que mi madre si algo no le gusta te lo suelta sin problemas) pero es verdad que el aspecto no era demasiado bueno. Así que este año se las he querido volver a hacer.

 

¡Han quedado BUENÍSIMAS! De verdad que no es por decir. Así como las primeras no tenían demasiado buen aspecto y estaban un poco durillas, éstas se deshacían en la boca, con un aspecto súper parecido a las que he comido taaantas veces en mis vacaciones en el pueblo. (más…)