False
17 marzo 2014

Galletas de elefante

Lo llamo bleeding porque lo he leído tantas veces en inglés que en mi cabeza suena mejor bleeding que “sangrado de los colores en las galletas decoradas”, “colores que se corren en las galletas” o cosas por el estilo. Si alguna vez has decorado galletas, el bleeding es esa cosa odiosa que pasa a veces cuando ponemos glasa oscura (pasa sobre todo con la glasa roja y negra) junto a o encima de glasa de color claro (blanco, amarillo, beige…). Para evitar que pase esto hay que poner primero un color, deja que seque completamente (o casi) y después glasear con el otro color.

Con todo el tiempo que lleva decorar galletas, lo ideal sería “ahorrarse” ese tiempo de espera entre un color y otro y poder decorar toda la galleta del tirón, dejarla secar y añadir después los detalles, volúmenes, etc,. Pero haciéndolo así y no respetando el tiempo de secado corres el riesgo de que los colores sangren.

El mayor “problema” viene cuando quieres hacer galletas como las de este post, con la técnica wet on wet. O sea,  dibujando sobre glasa recién puesta, que no está seca, para conseguir puntitos integrados en la glasa, sin volumen ni relieve (otro ejemplo son estos cerditos). Si añades puntos blancos sobre glasa roja o negra, o al revés, tienes todos los números para que los colores se mezclen. Pero si te fijas bien en estas galletas verás que no hay ni gota de bleeding ^_^

La solución han sido los colorantes Super Red y Super Black de Americolor. Yo los compré aquí (pero también se pueden encontrar aquí, aquí, aquí…).

Cómo evitar el bleeding

Estos colorantes no han hecho nada de bleeding. Los puse a prueba mezclando rojo con blanco, negro con blanco, blanco con negro y nada, cero bleeding. Las galletas me han quedado un poco lolailas pero era la mejor manera para mostrar este tema del sangrado de los colores ;)

Buscando más información sobre el sangrado de los colores releí este post de Bridget Edwards y me di cuenta que nunca había probado el Super Black y Super Red que ella recomendaba (y que están entre sus colorantes imprescindibles). Los compré y han sido un acierto. (Sí, la solución ha llegado porque he releído con atención posts que ya había leído mil veces y he caído en la cuenta que estaba usando colorantes Americolor para todos los colores menos para el rojo y el negro (usaba los de Sugarflair), que son los que más bleeding hacen :S )

Elephant Cookies

Las galletas decoradas son un poco caprichosas por lo que puede que lo que funciona para uno no funcione para otro. La glasa se comporta de forma diferente según si el clima es seco o húmedo, por ejemplo. Si vives en un clima seco tienes muchas más posibilidades de decorar tranquilamente sin encontrarte nunca con este problema de sangrado de los colores en las galletas. Pero si vives en un clima húmedo como yo y te has encontrado con este problema de colores que se mezclan, prueba con estos colorantes.

Aquí tienes algunos posts con más información para prevenir el bleeding en las galletas:

El abc de la mayoría de los blogs para evitar el sangrado en las galletas es:

  • La consistencia de la glasa. Que la glasa sea lo más espesa posible (es decir, que tenga poca agua, que no sea muy líquida).
  • No abusar del colorante. Recomiendan teñir la glasa con varias horas de antelación porque con las horas el color de la glasa sube (yo no lo suelo hacer, tiño la glasa y empiezo a decorar en la misma mañana). Sabiendo esto, no es necesario excederse con el colorante porque cuando la galleta esté seca el color va a ser más subido que cuando hemos teñido la glasa.
  • Usar colorantes Americolor (yeah!).
  • Usar una buena receta de glasa.
  • Dejar que un color seque (mejor durante toda la noche) antes de aplicar otro color al lado. Ésta es la opción más conservadora aunque segura. Eso sí, no serviría para hacer estas galletas wet on wet, por ejemplo.

Para evitar el bleeding en las galletas también puede ser útil acelerar un poco el secado poniendo las galletas glaseadas en un deshidratador o en el horno.