False
5 noviembre 2014

galletas integrales

Otras galletas veganas a la lista. Galletas sin huevo, leche ni mantequilla. Después de las cookies de chocolate y de estas galletas de calabaza, he hecho unas cuantas galletas de avena siguiendo la receta del libro de galletas de Alma. A diferencia de las anteriores, estas galletas están hechas 100% con harina integral.

Ya había hecho antes otras recetas de los libros de Alma como estos cupcakes de rosas, éstos de chocolate o estas cookies veganas.

Si después de hacer estas galletas te sobran arándanos, puedes aprovecharlos para hacer pan de molde y prepararte unos biscotes caseros como éstos ;)

galletas de avena

RECETA DE GALLETAS VEGANAS INTEGRALES DE AVENA Y ARÁNDANOS

Receta adaptada del libro “Objetivo: galleta perfecta”, de Alma Obregón.
Con estas cantidades me han salido unas 15 galletas.

Ingredientes

  • 150 g de harina de trigo integral (yo usé harina Rincón del Segura)
  • 70 g de copos de avena
  • 80 g de arándanos rojos secos
  • 1 cucharada de maicena
  • 80 ml de aceite de oliva
  • 70 g de azúcar
  • 60 g de azúcar moreno
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato sódico (yo eché una pizca a ojo)
  • 1 cucharada de semillas de lino molidas
  • 5 cucharadas de leche de avena. Con las 3 cucharadas que indicaba la receta no me quedaba una masa compacta y no podía unirla ni hacer bolas. Necesité echarle un poquito más de leche.

Elaboración

Precalentamos el horno a 180º.

En un bol, mezclamos la harina con el bicarbonato sódico y la Maicena.

En otro bol, batimos el aceite, los azúcares y la leche.

Cuando todo esté bien integrado, vamos añadiendo el bol de la harina al bol de los líquidos. Mezclamos.

Incorporamos los copos de avena y los arándanos.

Una vez la masa esté ligada, vamos cogiendo porciones de masa, hacemos una bola y las ponemos sobre papel de horno. Las aplastamos con la palma de la mano dejando un poquito de espacio entre ellas para que se expandan en el horno (no crecen mucho).

Horneamos durante 8-10 minutos o hasta que empiecen a dorarse los bordes. Las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.