24 marzo 2015

Easter buns

Para que no me pase como otros años, que se acaba la Semana Santa y no me da tiempo de hacerlos, este año he hecho mis primeros hot cross buns. Son unos bollitos especiados dulces típicamente ingleses que se comen el Viernes Santo.

La receta de estos bollos es del libro British Baking, del que también hice estos mince pies y este carrot cake.

hot cross buns

RECETA DE HOT CROSS BUNS

Con estas cantidades salen unos 12 bollos.

Ingredientes

Para hacer los bollos:

  • 500 g de harina de fuerza (yo usé la harina panificable de trigo blanco de Rincón del Segura)
  • 150 ml de agua tibia
  • 50 ml de leche entera
  • 1 sobre de levadura de panadería seca (7 g)
  • 20 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 50 g de azúcar
  • 1 huevo (más un segundo huevo para pincelar los bollos)
  • 10 g de sal
  • 100 g de pasas
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada

Para hacer la cruz:

  • 70 g de harina de fuerza
  • Agua

Para pincelar los bollos al salir del horno:

  • 150 ml de agua
  • 115 g de azúcar

Yo los hice sólo con pasas pero la receta original incluía 60 g de “mixed peel”, esa mezcla de piel confitada de cítricos como limones y naranjas. La próxima vez incorporaré también esta piel de naranja confitada. Creo que los hará mucho más sabrosos.

Elaboración

Precalentamos el horno a 220º.

En un bol (yo lo hice en el de la Kitchen Aid porque amasé con el gancho amasador) ponemos la harina, las especias, la levadura, el azúcar y la sal. Hacemos un volcán y en el centro añadimos el huevo, la mantequilla, la leche y el agua. Amasamos. Añadimos las pasas.

Una vez amasada, pon la masa en un bol, cúbrelo y deja que fermente en un lugar protegido de corrientes de aire (lo puedes dejar tapado dentro del horno apagado, por ejemplo). Déjalo en un lugar cálido durante 1h aproximadamente.

Pasado este tiempo, divide la masa en doce partes de unos 80 g y dales forma redondeada. Déjalos sobre una bandeja (yo puse seis por bandeja) y cúbrelos con un trapo para que aumenten de volumen durante unos 45-60 minutos.

Pinta los bollos con un huevo ligeramente batido.

Para hacer la cruz, mezcla la harina con el agua. La receta original decía que sólo era necesaria una cucharada de agua pero yo necesité mucha más agua para conseguir una pasta blanda. Pon esta masa de harina con agua reblandecida en una manga pastelera y haz una cruz sobre los bollos.

Hornea los bollos durante unos 13-15 minutos a 220º.

Mientras los bollos están en el horno, calienta el agua y el azúcar en un cazo. Pincela los bollos a medida que salgan del horno.

Estos bollitos se comen tibios o abiertos por la mitad y tostados, untados con una buena mantequilla.  Están muy buenos y esponjosos cuando se comen templados, recién hechos. Si no los comes el mismo día que los haces o, como mucho, al día siguiente, lo mejor es que los abras y los tuestes.

La primera hornada de bollos salió estupenda, dorados y buenísimos. Los seis siguientes salieron todos rotos por arriba, abiertos. Igual de buenos pero con peor aspecto. Estuve buscando por qué había podido pasar y leí que se podía deber, básicamente, a dos cuestiones: la temperatura del horno era demasiado alta o no había dejado los bollos fermentar, una vez formados, el tiempo suficiente. La verdad es que no sé exactamente a qué se puede deber porque los horneé a la misma temperatura que los primeros seis y los dejé fermentar el mismo tiempo…

  • Las Cosillas de Almudena

    Hola!!!

    Quería felicitarte por tu gran post, y de hecho avisarte de que he utilizado tu receta en mi blog, para hacer los mismos bollitos, por supuesto nombrandote,

    Muchas gracias,

    Almudena

    • Gracias por pasarte a decírmelo, Almudena. Los acabo de ver, te quedaron muy guays :)