7 abril 2014

Mendl's Courtisan au Chocolat

Si ya has visto la última película de Wes Anderson, El Gran Hotel Budapest, seguro que te suenan estos pastelitos ^_^ ¡Son los courtesan au chocolat de Mendl’s! Los que prepara Agatha en la pastelería de Herr Mendl y que tienen un papel destacado en la trama de la película (lee tranquilamente, no hay spoilers).

En cuanto la estrenaron, fui a ver la última peli de Wes Anderson y me quedé prendada de los pastelitos que aparecían. No salen en un plano aislado, de refilón o durante escasos segundos si no que son uno de los elementos claves de la historia. Se trata de unos pasteles altos y súper cucos, de color pastel, coronados con un grano de cacao que se empaquetan en cajitas rosas y los sirve una furgoneta molona también rosa. Todo muy Wes Anderson.

Hablando sobre la película, se nos ocurrió que sería chulo hacer estos pasteles. Me bastó una sola búsqueda en Google para comprobar que… ¡el propio Anderson había hecho un video con la receta y elaboración de estos pastelitos!

Así que ayer, a lo Agatha, me pasé la mañana haciendo pasteles de Mendl’s :) Copio la receta a continuación, traducida al castellano y convertida a gramos, por si alguien quiere hacerlos.

Así nos lo comimos :D

 

RECETA DE LOS COURTESAN AU CHOCOLAT DE MENDL’S, El Gran Hotel Budapest

Estos pastelitos están hechos con pasta choux, van rellenos de chocolate y están bañados con un glaseado de color pastel. Aquí va el paso a paso de cómo hacerlos:

1. LA MASA

La masa de estos pastelitos es pasta choux, una típica pasta francesa. Es, por ejemplo, la pasta de las lionesas o los éclairs, Si usas normalmente una receta de pasta choux que te va bien puedes utilizarla como base para estos pastelitos. Si no, sigue esta receta:

Ingredientes

  • 135 g de harina
  • 200 g de agua fría
  • 120 g de mantequilla
  • 4 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de azúcar

Elaboración

Ponemos en un cazo a fuego medio el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar. Cuando rompa a hervir, retiramos el cazo del fuego e incorporamos la harina de golpe. Removemos con una cuchara de madera y vamos ligando la masa. Incorporamos los huevos uno a uno removiendo bien después de añadir cada huevo.

Pasamos la masa a una manga pastelera con una boquilla redonda grande.

Precalentamos el horno a 180º. Sobre papel de horno, vamos poniendo con la manga porciones de masa de distintos tamaños (un poco separadas entre sí porque crecen en el horno). Hemos de tener cuidado e intentar que no nos queden piezas picudas porque luego va a ser más difícil poner una pieza sobre otra.

Horneamos durante unos 30-35 minutos. Dejamos enfriar las piezas sobre una rejilla. Mientras la pasta choux se hornea podemos ir preparando el chocolate con el que las vamos a rellenar.

2. EL RELLENO

Este relleno de chocolate es muy fácil y está súper bueno.

Ingredientes

  • 315 g de leche
  • 3 yemas
  • 2 cucharadas soperas de cacao en polvo (yo usé Valor)
  • 55 g de azúcar
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharada de Maicena
  • 1 tableta de chocolate negro (yo usé una tableta de 125 g de 70% de cacao)

Elaboración

Ponemos la leche en un cazo a fuego medio. Troceamos la tableta de chocolate en la leche y removemos hasta que se derrita el chocolate.

Mientras tenemos el chocolate en el fuego, en un bol mezclamos las yemas, el cacao, el azúcar, la harina y la Maicena. Batimos con unas varillas (no hace falta que sean eléctricas, unas varillas para batir a mano son suficientes).

Echamos la mitad del chocolate caliente en el bol de las yemas. Mezclamos con el batidor hasta que la mezcla esté suave. Lo volvemos a pasar todo al cazo donde está el resto de la leche con el chocolate y removemos con una cuchara. En menos de un minuto, la mezcla se va a empezar a espesar. Cuando esté espesa, la retiramos del fuego y dejamos que se enfríe.

Mientras el chocolate se enfría podemos ir preparando el glaseado. Una vez esté frío el chocolate lo pasamos a una manga pastelera con una boquilla redonda (yo usé la boquilla número 8 de Wilton).

3. DECORACIÓN

Ingredientes para el glaseado

  • Azúcar glas
  • Leche

Elaboración

A modo orientativo, yo usé unos 150 g de azúcar glas. Ponemos el azúcar en un bol y vamos echando cucharadas de leche. Removemos con un batidor o una cuchara hasta que tengamos un glaseado lo suficientemente líquido y suave como para sumergir las bolitas de pasta choux.

Es mejor no dejar el glaseado demasiado líquido porque cuanto menos espeso esté más va a resbalar de la masa y con menos color va a quedar. Queda más bonito con un glaseado más espeso, que no se escurra mucho de los profiteroles.

Repartimos el glaseado en 3 boles y los teñimos de rosa pastel, verde clarito y lavanda. Yo usé una pizquita de nada de colorante Pink de Sugarflair, el Leaf Green de Wilton y el Regal Purple de Americolor.

4. MONTAJE

Ahora ya tenemos la pasta choux lista, el chocolate frío y el glaseado hecho. Es el momento de montar los courtesan au chocolat.

Agujereamos la base de los profiteroles con la punta de un cuchillo (o con una brocheta de madera). Con la manga pastelera llena de chocolate, rellenamos los profiteroles de chocolate insertando la boquilla por el agujero que hemos hecho en la base.

Sumergimos los profiteroles más grandes con el color lavanda, los medianos de verde y los más pequeños de rosa. Los ponemos en una rejilla hasta que el glaseado se seque.

Vamos a necesitar un poco de glaseado de color azul para unir los distintos capas de pasta. Yo tenía a mano glasa real (el royal icing de decorar las galletas) y, con una consistencia bastante dura (sin apenas agua), lo teñí de azul y lo utilicé como “pegamento” entre las capas. Pero no hace falta hacer glasa sólo para esto. Reserva un poco del glaseado que has hecho para decorar y tíñelo de azul. Asegúrate de no incorporarle mucha leche para que quede bastante denso y sirva de “pegamento”. Lo pasamos a una manga pastelera con una boquilla rizada.

Derretimos chocolate blanco y lo pasamos a una manga pastelera para hacer las filigranas. Yo las hice con glasa de color amarillo.

Una vez seco el glaseado hacemos las filigranas amarillas. Ponemos el “pegamento” azul y vamos montando las bolitas de pasta choux. Decoramos con un grano de cacao encima de todo (yo no tenía granos de cacao así que hice una pastillita con fondant de chocolate).

Estos pastelitos están inspirados (lo leí aquí) en un postre francés llamado religieuse.

Mira qué galletas tan bonitas de la furgoneta de reparto de Mendl’s hizo Sprinkle Bakes.

  • Mi dolce paradiso

    Guauuuuu, son preciosos, seguro que además están buenísimos! Yo soy muy fan de publicar recetas de pelis en mi blog :)
    Un besote

    • ¡Gracias! La verdad es que estaban muy buenos. Muy dulces, eso sí, pero muy ricos ^_^ Acabo de ver tus dulces cinéfilos :D

  • Oiiii, me encantó la peli a más no poder, me han alucinado estos pastelitos… echo de menos unas fotos del paso a paso, porque para mi resulta muy complicada esta receta con tantos pasos, y me gusta ver cómo quedan las texturas para saber si lo estoy haciendo bien. Un beso y gracias por compartir esta receta <3

    • ¡Hola, Teresa! Al final del post hay un vídeo (del propio Wes) con todo el paso a paso. Está muuuy bien, te gustará :)
      Un besote y gracias por pasarte ^_^

  • Mai Tsunetsuki

    Hola! Estoy siguiendo la receta al pie de la letra, pero me pasa que al poner la mezcla en las bandejas no tiene suficiente consistencia y no me quedan hechas bolitas sino más bien ovalos chatos D:
    No se que estoy haciendo mal! ;____;

    • Oh, pues no lo sé, Mai. ¿Cuando pones con la manga pastelera la pasta choux en las bandejas se te achatan las bolitas y se hacen óvalos? ¿Te queda una masa muy líquida? No debería pasar, debería quedar como se ve en el vídeo (¿lo has visto al final del post?). La harina y los huevos se añaden con el cazo ya fuera del fuego. ¿Lo estás haciendo así?
      Asegúrate de echar los huevos uno a uno y removiendo bien con una cuchara de madera para que se integre en la masa antes de echar el segundo huevo. No eches uno hasta que el otro no esté bien integrado en la masa. Cuando vayas haciendo esto, la masa se irá enfriando y cuando la pases a la manga estará templada pero no caliente-hirviendo ni mucho menos.
      Ya me contarás. Es una receta sencilla, seguro que te acabará saliendo bien, ¡ánimo! :)