Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/content/52/9773952/html/index.php:3) in /home/content/52/9773952/html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 1164
Scones y clotted cream - IFeelCook
24 febrero 2014

receta de scones

Los scones son unos panecillos típicos del Reino Unido que se toman con clotted cream y mermelada en el cream tea. Y  con té, claro.

Yo los probé por primera vez en 2010, en un curso de Ibán Yarza sobre panes de molde y desayuno inglés. Y desde entonces, cada vez que he ido a Londres he aprovechado para atiborrarme de estos bollitos (normales o con pasas) bieeen cubiertos de clotted cream (una foto, otra foto y otra, todas del mismo viaje…). Los scones también se sirven acompañando los sandwichitos, macarons, merengues y demás tartas y dulces de los afternoon tea.

Hay dos corrientes alrededor de cómo preparar los scones: como lo hacen en Devon o como lo hacen en Cornualles. En Devon, primero se pone la clotted cream y encima la mermelada. En Cornualles, se hace al revés. Foto y más explicación de Dan Lepard. Yo me decanto por el Devon way :)

scones

Además, hay toda una rivalidad entre estas dos regiones por atribuirse el origen del cream tea (algo así como el xató en Catalunya ;P ). Estudiando unos manuscritos antiguos, historiadores locales de Devon encontraron pruebas de que el cream tea se llevaba tomando en Tavistock desde hacía unos mil años. Parece que fueron los monjes benedictinos de la abadía de Tavistock quienes inventaron el cream tea. La abadía fue fundada en el siglo X d.C. pero fue saqueada por una banda de merodeadores vikingos en el año 997 d.C. Ordulf, conde de Devon, junto a otros trabajadores locales emprendieron el trabajo de reconstruir los daños causados en la abadía y, para recompensarlos, los monjes los alimentaban con pan, clotted cream y mermelada de fresa. Parece que ése fue el nacimiento del cream tea, que se hizo tan popular que  los monjes siguieron ofreciéndoselo a los viajeros que pasaban por la abadía. (Fuente: BBC)

La clotted cream es “nata coagulada”, es una nata con un porcentaje muy alto de grasa que tiene el aspecto de una mantequilla espesa con una superfície granulosa. La más famosa es la de la marca Rodda’s. Aquí es difícil de encontrar pero en Londres la he comprado varias veces en Waitrose. En Harrods alguna vez también, aunque las últimas veces no tenían, sólo estaba la Jersey clotted cream. El food hall de Harrods es para llorar de la emoción. Éstos son algunos de los scones que había: normales, con pasas y hasta con queso.

Scones con pasas

Aquí antes la vendían en The Food Hall (no sé si aún la venden) aunque reparten sólo en Madrid. Pregunté hace poco en A Taste of Home (la tiendecita donde hace tiempo compré mincemeat para hacer mince pies) y me dijeron que vendían clotted cream pero no he podido pasarme aún a comprobarlo. Y si no, la solución es pedirle a alguien que te la traiga… Conozco a una, ejem, que le quiso comprar a su profesor de inglés una de las tres tarrinas que su padre le había traído de UK. El profesor le acabó regalando una ^_^

scones y clotted cream

La semana pasada fui a Londres (para esto) y aproveché para comprar un tarro de clotted cream. Por si alguien se lo pregunta, se puede llevar en el equipaje de mano sin problemas. Tiene una caducidad muy corta, unos 5 días, así que esperé hasta el último día para comprarla. Había dejado los scones hechos y congelados antes de irme, para ir adelantando trabajo ;)

Los scones se hacen con levadura quimíca (Royal o bicarbonato sódico), no con levadura de panadería. Y yo los he hecho “normales”, sin añadirles nada, pero los he probado también con pasas y están muy buenos.

RECETA DE SCONES

Receta adaptada de la compartida por Ibán Yarza en El foro del pan.

Ingredientes

  • 270 g de harina
  • 90 g de harina de fuerza (yo usé esta harina de El Amasadero)
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 100 g de mantequilla
  • 100 ml de leche
  • 85 g de huevo
  • Ralladura de medio limón
  • 85 g de azúcar
  • 2 cucharadas de nata líquida + una pizca de sal para pincelar los scones antes de meterlos en el horno

Elaboración

En un bol, tamizamos las dos harinas y la levadura Royal. Reservamos.

En otro bol, mezclamos (con unas varillas eléctricas, con la Kitchen Aid, etc.,) la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar y la ralladura de limón hasta que sea una mezcla cremosa. Después, vamos añadiendo a la mezcla el huevo ligeramente batido y la leche. Hay que añadirlos muy poco a poco para que la mezcla no se corte (si se corta, yo le añado una cucharada del bol de la harina y sigo incorporando los líquidos).

Añadimos la harina y mezclamos hasta que se integre. Amasamos ligeramente, hacemos una bola y la envolvemos en papel film. Ponemos la masa 30 min (yo la dejé 1h) en el congelador o toda la noche en la nevera.

Pasado este tiempo, sacamos la masa y la extendemos con un rodillo sobre papel de hornear. Hay que dejarla gordita, de unos 2 ó 3 cm. Con un aro redondo (uno de esos aros de emplatar o un cortador de galleta) vamos cortando los scones. Dan Lepard dice que hay que cortar de golpe, empujando el cortador contra la masa de una vez, no hay que ir girándolo. “Push the cutter firmly through the dough without twisting” (Short and Sweet, pág. 215).

Los más puristas condenan incluso el uso del rodillo para estirar la masa porque, dicen, ejerce una violencia innecesaria sobre la masa (lo he leído aquí). Sea como sea, como la masa está fría, se cortan fácilmente. Mezclamos los recortes, volvemos a estirar y a cortar.

Precalentamos el horno a 200º. Mezclamos las dos cucharadas de nata líquida con la sal y pincelamos los scones antes de meterlos en el horno. (Dan Lepard dice que hay que dejarlos reposar unos 15 min antes de meterlos en el horno para que crezcan uniformemente).

Horneamos los scones durante unos 18-20 min. Los dejamos enfriar completamente.

Si quieres saber más sobre los scones y el cream tea, echa un vistazo a estos enlaces: