15 Marzo 2016

bollos suecos

He hecho unos cuantos bollos suecos de Cuaresma. Los semlor son unos bollos dulces rellenos de pasta de almendra y nata que se comen típicamente el Jueves Lardero, Fettisdagen, en Suecia. Son unos bollos densos, menos esponjosos y suaves que la bollería a la que estamos acostumbrados.

El año pasado los hice por primera vez. Lo ves en ese plato con leche porque otra forma típica de comerlos es remojándolos en un cuenco con leche.

He hecho estos bollos a partir de esta receta, que vi en uno de los blogs de Iban Yarza. La receta aparece en este libro clásico de pastelería sueca. Yo me lo compré hace tiempo y espero poder estrenarlo tan pronto como tenga un rato (como éste otro).

semlor

RECETA DE SEMLOR, BOLLOS SUECOS DE CUARESMA 

Con esta receta salen unos 10 bollitos. Puedes ver esta receta en vídeo aquí.

Además de en los enlaces citados más arriba, también puedes encontrar esta receta en el libro de Iban Yarza.

Ingredientes

  • 450 g de harina de fuerza (yo utilicé esta harina de El Amasadero)
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de hjorthornssalt (si no tienes, no pasa nada. Yo tenía porque me sobró un poquito después de hacer estas galletas brunkager).
  • 15 g de levadura fresca
  • 1 cucharadita de cardamomo molido
  • 70 g de azúcar
  • 70 g de mantequilla sin sal
  • 180 ml de leche
  • 1 huevo para pincelar los bollos

Ya que has molido cardamomo, puedes hacer también estos bollos de cardamomo.

Ingredientes para el relleno

  • 125 g de almendra molida
  • 100 g de azúcar
  • 50-60 ml de leche
  • 300 ml de nata montada sin azúcar

Mezclamos la almendra, el azúcar y la leche y hacemos una pasta suave de almendra que utilizaremos para rellenar los bollos.

lenten buns

Elaboración

Ponemos la leche a calentar en un cazo y disolvemos la mantequilla en la leche. Apartamos y esperamos a que la leche se temple.

Ponemos en un bol el resto de ingredientes y añadimos la leche a temperatura ambiente. Amasamos. No es una masa pegajosa, se puede trabajar bien con las manos sin que apenas se nos pegue. Tapamos la masa y la dejamos fermentar en un sitio cálido, protegida de corrientes de aire.

Una vez la masa haya doblado su volumen (la mía necesitó unos 90 minutos), cortamos porciones de masa de unos 80-100 g y boleamos las bolas de masa. Las dejamos fermentar sobre la bandeja con papel de horno hasta que doblen su volumen (1h aproximadamente).

Precalentamos el horno a 250º. Pincelamos con huevo batido los bollos, bajamos el horno a 220º y los metemos en el horno durante unos 10 minutos.

Una vez fríos, cortamos con forma triangular la parte superior de los bollos, vaciamos un poco la miga y los rellenamos con el mazapán. Ponemos la nata montada (con una manga pastelera o a cucharadas) por encima y los culminamos poniendo la parte triangular del bollo que hemos cortado antes. Espolvoreamos con azúcar glas.

Puedes ver otros bollos típicos de Viernes Santo aquí. Son los hot cross buns, esos bollitos especiados dulces típicos del Reino Unido. Y también algunas galletas decoradas de Pascua.