problemas con el royal icing